Antes de comenzar con el tema los invito a ver la siguiente escena:

Es un diálogo un poco fuerte el que presentamos, no sé si Madrid será o no un buen lugar para vivir hoy en día, eso me lo sabrán decir los madrileños y/o los españoles en general, pero volvamos al diálogo, por el momento me quiero quedar con esta frase: “La Patria es un invento, ¿Ustedes qué opinan de esto?

Esto me llevo a preguntarme: ¿Qué es la patria? Creo que muchas veces lo damos por sabido, o ni siquiera nos lo preguntamos, tratare de ser lo más conciso posible…

La Patria es:

  • Don de Dios

¿Recuerdan la historia de la Torre de Babel? Se la vuelvo a contar:

En ese entonces se hablaba un solo idioma en toda la tierra. Al emigrar al oriente, la gente encontró una llanura en la región de Sinar, y allí se asentaron. Un día se dijeron unos a otros: «Vamos a hacer ladrillos, y a cocerlos al fuego.» Fue así como usaron ladrillos en vez de piedras, y asfalto en vez de mezcla. Luego dijeron: «Construyamos una ciudad con una torre que llegue hasta el cielo. De ese modo nos haremos famosos y evitaremos ser dispersados por toda la tierra.»  Pero el Señor bajó para observar la ciudad y la torre que los hombres estaban construyendo,  y se dijo: «Todos forman un solo pueblo y hablan un solo idioma; esto es sólo el comienzo de sus obras, y todo lo que se propongan lo podrán lograr. Será mejor que bajemos a confundir su idioma, para que ya no se entiendan entre ellos mismos.» De esta manera el Señor los dispersó desde allí por toda la tierra, y por lo tanto dejaron de construir la ciudad. Por eso a la ciudad se le llamó Babel, porque fue allí donde el Señor confundió el idioma de toda la gente de la tierra, y de donde los dispersó por todo el mundo. Gn 11, 1-9

Podemos observar que fue un castigo salvador para curar al hombre de su error, pero… ¿Cuál fue el error del hombre? la soberbia.

Así se originan los pueblos, se afirman tierras y comenzaran su historia: se hicieron patrias.

Entonces… las patrias son para la salud del hombre; nadie elige su patria, Dios sí; los dones tienen que ser recibidos y cuidados, deben producir frutos.

  • Herencia de los Padres

La Patria viene de nuestros padres, porque somos producto de ellos.

Un sacerdote conocido dice así, y esto se puede aplicar a cualquier Patria:

Los argentinos de ahora son (así) por los que fueron antes. Los de mañana serán porque tú ayudas. Fr. Dr. Anibal E. Fosbery

No es posible desconocer la herencia, en esta encontramos bienes y males. Los bienes tenemos que conservarlos, y los males curarlos.

Quien no acepta o desconoce la herencia de los padres, no tiene padres, ni Patria, es un apátrida. ¿Qué es un “apátrida”? Un sin patria, sin nacionalidad. Si no acepto mi Patria, o no la reconozco, este acto me vuelve indigno, sin unas raíces. 

  • Unidad de destino

Las patrias las otorga Dios para que nos separemos del pecado y para unirnos al bien.

La patria, tiene un fin, ¿Cuál es su fin?: una misión, un destino a realizar que solo Dios sabe. Para que el hombre se pueda realizar necesita de la unidad de su naturaleza, su alma y su cuerpo, inteligencia y voluntad. El hombre que no une esto, es un hombre dividido, no se realiza como hombre.

La Patria necesita de la unidad del hombre, y esta le viene de su misión, de su destino. Cuando decimos “Por la Patria hasta Dios”, aquí se encuentra el sentido de amor a la patria, llegar al Cielo mediante mi Patria, en mi caso puntual la Patria Argentina. 

Escribió también el Apóstol que “no hay distinción de gentil y judío, de circunciso y no circunciso, de bárbaro y escita, de esclavo y libre, sino que Cristo es todo y está en todos”. Estas palabras valen hoy como ayer: ante el Señor, no existen diferencias de nación, de raza, de clase, de estado… Cada uno de nosotros ha renacido en Cristo, para ser una nueva criatura, un hijo de Dios: ¡todos somos hermanos, y fraternalmente hemos de conducirnos! San Josemaría Escrivá de Balaguer, Surco punto 317

La Patria es un instrumento de salvación.

¿Podemos hablar de Patria y no hablar de Patriotismo? El patriotismo es el Amor a la Patria, y bien dijimos antes, muchas veces se nos exige este amor. El patriotismo es una virtud, es decir, un hábito operativo bueno, que hace bueno al hombre, conducido por la fe. San Juan Pablo II decía que el patriotismo exige respeto y obediencia a los padres porque representan a Dios Creador, que es el que nos da la vida y ellos al darnos la vida, participan de ese misterio.

Y vuelvo sobre el vídeo del principio, la Patria es un invento decía el hombre, ¿lo siguen creyendo? porque ahora me quedo con lo que dice al final de la escena ya hablé bastante pavadas… Prosigamos así entienden mejor el porqué dice “pavadas”.

El Cardenal Jorge M. Bergoglio, hoy Papa Francisco, en su libro Ponerse la Patria al hombro dice:

Queremos rescatar esos valores profundos que hemos recibido como pueblo y, en estos momentos difíciles, dar testimonio de esperanza, de solidaridad, de reclamo pacífico e insistente, con hambre y sed de justicia. Papa Francisco

También el Papa dice que hay que tener la esperanza de Ponerse en fila y caminar, seguro nos encontramos en las filas de nuestra parroquia, de nuestro movimiento, ahora hay que caminar hacia el encuentro de Dios por medio de la Patria.

Volvamos un poco, patriotismo es amar lo que es patrio, y la misma Iglesia nos exige este amor y nos lo reclama así: “Amor sereno, viril y esperanzado a la Patria”.

Ama a tu patria: el patriotismo es una virtud cristiana. Pero si el patriotismo se convierte en un nacionalismo que lleva a mirar con desapego, con desprecio -sin caridad cristiana ni justicia- a otros pueblos, a otras naciones, es un pecado. San Josemaría Escrivá de Balaguer, Surco 315

Sereno porque no es fanático, es decir que no se sobrepasa. Esperanzado porque ponemos nuestra confianza en ella para llegar a Dios y Viril porque no es cobarde, lucharemos por ella, desde nuestro lugar, la defenderemos, desde nuestro lugar.

Entonces los invito a cumplir el desafío que es la Patria, a obedecer a nuestros padres, confiar en el Señor, tenerlo como Amigo y rezar mucho por ella, sus gobernantes, las situaciones actuales del país. Como verdaderos cristianos, que aman la Patria, digamos con confianza, y esperanza muy fuerte, para que se escuche: por la Patria hasta Dios.

Gabriel M. Acuña

Publica desde marzo de 2020

Sitio web personal

Argentino. Estudiante de Psicología. Diplomado en liderazgo. Miembro de Fasta. Consigna de vida: "Me basta Tu gracia" (2 Cor 12, 9). Mi fiel amigo: el mate amargo. Cada tanto me gusta reflexionar y escribir, siempre acompañado del fiel amigo. ¡Totus Tuus!